martes, 29 de enero de 2013

Juan Rulfo

Este caballo no está ciego,señor.
Lo que pasa es que ya todo le importa una pura chingada.

1 comentario:

ToTo dijo...

Fascinante!!! Esa pared grafitada, toda una genialidad!!
Abrazo de colores.
ToTo