martes, 22 de marzo de 2011

Carlos Hervé,la guagua navegante

Cuando mi papá ya era bastante viejo descubrimos por pura casualidad que la guagua con trajecito marinero de la antigua foto familiar era su desconocido hermano mayor, al que mi abuela Hortensia quiso llamar Carlos Hervé por alguna novela francesa de las que dicen que leía con pasión.Era un hermano del que nadie se acordaba,porque cuando tenía menos de un año se enfermó de una enfermedad de esas antiguas a bordo de un barco en el que venían mis abuelos de Antofagasta,y ,como no hubo manera de salvarlo,se murió y tuvieron que entregar su cuerpecillo marinero a las aguas.
Mi abuela nunca más habló de él,y se consoló con diez hijos más,que parió puntualmente cada nueve meses.
 Uno de los tíos menores,que era muy miedoso,y que se dormía tardísimo armando complicadas trampas para que no pudieran entrar a su pieza las ánimas que vagaban por el caserón familiar siempre temió la visita del fantasma fluvial y vengativo  de Carlitos Hervé, a quien,por su condición enana y submarina, creía capaz  de llegar a penarle a través de la acequia del patio,y hasta por las cañerías del baño.

Descansa en paz Tío Carlitos,pescadito de rulo,diminuto navegante solitario.

16 comentarios:

Patricia González Palacios dijo...

Que historia más entretenida, lo siento por el tío Carlitos, tal vez navegue con alguna sirena o sea a estas altura amigo de Neptuno y no tenga interés en aparecerse convertido en animíta, tu relato me trajo el recuerdos de los libros costumbristas , besitos

Evangelina Prieto dijo...

Querida Carmen, me devoré tus letras; que deliciosa historia, yo creo que amerita un libro con tus ilustraciones bellas.
Un abrazo de mar para ti y el tío Carlitos.

Alfredo dijo...

de acuerdo con los posts anteriores, lei la historia medio freneticamente,
Como me gustan las cosas de susto lo del tio miedoso fue lo que mas me gusto imaginarme.

Muchos Saludos carmen, eres muy seca

tambien lo lamento mucho por carlos Hervé

Alandroide dijo...

Excelente manera de contar una historia, querida Carmen. Sí: la historia en si es interesante, pero lo que de verdad importa es cómo la has contado. Además has rematado con una maravillosa ilustración de esas que sólo se te dan a ti.

Sé feliz! :)

el gloria dijo...

lindisimo el collage del tio Hervito, sutilisimo el guiño a cien años de soledad, divertidisimo el miedito del pobre tio menor, esperando ver al hermanito ignoto y desgraciado en forma de trucha vengadora
abrazo desde buenosaires, y con la goli, tratando de conseguir algun libro suyo para comprar

Leonor dijo...

que tremenda historia, sabrosísima, bien contada y esa ilustra! wow un placer este relato. El mejor regalo para mi día de hoy

Olea dijo...

Carlitos Hervé, ruega por nosotros...
una belleza.
maestrísima.
Besos
Olea

cata silva dijo...

la historia me conmovió... pienso en tu abuela que no hablaba de su carlitos en el mar, tu tio con miedo al visitante nocturno... uf
y la imagen que hisciste carmen, la encuentro preciosa
digna de ti

besos gordisimos
cata

paula martín dijo...

a pesar de lo triste de la historia es hermoso el relato!!! con imágenes preciosas para ilustrar e imaginar...
saludos
paula

la goli dijo...

Que bueno no podia dejar de leerlo y el dibujo maravilloso como siempre querida carmen un abrazo

Elisiana Alves dijo...

Seus personagens são lindos, encantadors...

Estou seguindo voces agora!!!!

Becitos.

kanija-kanika dijo...

Qué bonito homenaje y qué bonita historia!

paloma dijo...

Carmen, que historia más bella, se me pararon los pelos, pienso en esa guaguita tirada por la borda y me dan escalofríos. Tienes que escribir algo grande.

Te quiero.

Roberto Anki dijo...

bang bang, te maté.

carmen dijo...

Patita,Ev,Alfredo,mis tíos eran de otro mundo.De hecho son de otro mundo,ya.Todos los de la historia están muertos.Hasta mi tío el de los menores está muerto.
¿De que tendrá miedo ahora el pobre?
Hola Alan.Le prometo que trato.
Querido Don gloria,la historia de su tía Blanca con Gadafi estaba genial.¿no puede subir una foto de su tía Blanca?Aunque sea sin el reis.
Que bueno que te entretuvo, Leo.
Maestro Olea..
Catita,que bonito está tu blog.Estás haciendo cosas muy buenas.
Gracias Paula.Nos visitamos.
Doña Goli,un abrazo bien cariñoso.
Elisiana,Kanija,nos vemos en sus blogs.
Palito de mi corazón.
Todos te esperamos.
Bellavista te espera
Y Providencia.
Hasta Ñuñoa te espera,imagínate.
Y sobre todo te espera el barrio Independencia y las tiendas de los chinos...
y van a arreglar el Hotel City!!
Ya vente no?
Don anki,va a ver,ah?

Ana Gonzalez dijo...

Que preciosa historia Carmen, me ha encantado y como la cuentas. Me imagino a tu abuela teniendo que tirar el cuerpecito de su hijo al mar.
La ilustracion tambien preciosa.

Un beso